miércoles, 17 de septiembre de 2014

El gris irrumpe con fuerza


Si ya disteis un paseo por las tiendas, habréis comprobado que ya está la ropa de temporada para un otoño que esperamos que tarde en llegar...


El gris es sin duda el color del otoño, acompañado del rosa nude y romántico. Sin olvidarnos del blanco y el negro, juntos o por separado, pero siempre en armonía. 

El gris irrumpe con fuerza pero no solo en la ropa, también en todo aquello que tiene que ver con la decoración: menaje, ropa de cama, neceseres y complementos.

Aquí os dejo unas bonitas fotos: 












domingo, 7 de septiembre de 2014

Estrellas y flores

El verano está dando sus últimos coletazos, pero antes de adentrarnos en los colores que nos trae el otoño (sin duda el gris será el color de la temporada), aún debemos utilizar los colores vivos del verano: el rojo, el azul claro, el blanco...

Las estrellas y las flores cobran protagonismo en el menaje. También lo harán en otoño y en invierno aunque con otras tonalidades de fondo. 

Tazones, platos, tazas y vasos se llenan de alegría. 
¡Hay que darles una oportunidad antes de que termine el verano!







martes, 2 de septiembre de 2014

Mercato Centrale en Florencia

He traído muchas ideas y bonitas fotos de mi viaje por Italia, pero ya sabéis que la vuelta de vacaciones significa meterse de lleno otra vez en el trabajo, poner todo en orden, descargar fotos, clasificarlas, el ordenador esta lleno, hay que echar mano del disco duro...en fin...que aún no me ha dado tiempo a todo. 

De todas formas, cogí unas cuantas fotos de un lugar que descubrimos en Florencia y en el que no había estado cuando visite la ciudad hace ya algunos años. Se trata del "Mercato Centrale", un mercado del estilo a los que hay en Barcelona o Madrid, pero...aún más bonito! me encantó.





El sitio es espectacular y todos los negocios hosteleros están cuidados a la perfección. Hay muchos espacios para sentarse, y la única preocupación es ir de puesto en puesto en busca de pescadito frito, pizzas caseras, albóndigas al curry, embutidos, pasta fresca,  tramezzino (sandwich) o un helado artesanal para el postre.









Os lo recomiendo para todos los que vayáis a Florencia. Está muy céntrico, a menos de diez minutos andando de la Piazza del Duomo. En la Piazza del Mercato Centrale.


lunes, 18 de agosto de 2014

Eyescream

Quiero compartir con vosotros un negocio. Y es que a partir de una foto que vi en el Instagram de mi amiga Ana (Im not Only) me puse a investigar y descubrí una idea que me encantó. Y es que conjuga varias cosas que me gustan: la creatividad, los helados y el envoltorio. Ya sabéis que siempre digo que el envoltorio hace mucho y da más valor al contenido. 

Bien, pues aquí os muestro un ejemplo. 

El negocio es "Eyescream"; una heladería que abrió sus puertas hace unos meses en Barcelona fruto de la idea de dos emprendedores que le dieron un toque de originalidad a la típica bola de helado. 

Y es que no nos encontraremos una bola, sino helado raspado de aspecto muy distante a los gustos occidentales. Junto a la textura, la salsas y los toppings son otras de sus señas de identidad.



Nada más entrar, te ofrecen un packaging con tres recipientes y una cuchara de madera. A partir de ahí solo tienes que fijar tu vista en un simpático cartel en el que se muestran los sabores. 



Como giro creativo a la montaña de helado se añaden encima dos ojos de azúcar que dan vida y personalidad al helado. A partir de aquí...el nombre llegó solo Eyescream.







El precio: 4,20 euros
El lugar para los que vayáis a Barcelona: Paseo Joan de Borbo 30.

miércoles, 30 de julio de 2014

A mesa puesta

Hoy el post va de mesas, y es que el verano invita a comer y cenar fuera, a celebrar, a decorar, a mezclar colores, a unir servilletas con manteles distintos, a ponerle un toque de imaginación a la decoración de la mesa...

Aquí os dejo varios estilos:

Para diario: un mantel en tonos neutros como base, con mantelillos (Ikea) individuales encima de bambú (son fantásticos porque mancha que cae, mancha que se quita con agua), servilletas blancas...todo con un aire cotidiano, rústico y muy limpio.


Para una comida informal: en verano me encanta meter color a la mesa, y tengo como básico este mantel naranja (Zara Home). Sobre el hago decenas de combinaciones. En este caso, utilicé los mantelillos individuales de antes y jugué con los colores de las servilletas (Tiger). En el centro un macetero bicolor con un par de hortensias. 





Comida más especial: Para una comida un poco más especial sustituyo los mantelillos de bambú por manteles floreados que me regaló una amiga y que uno para formar un camino de mesa colocado de forma perpendicular. En realidad son dos paños de cocina (Cath Kidston) que utilizo como manteles porque me encantan!. Además las flores para el día van estupendamente. Los platos cuadrados (Maison du Monde) y dos tipos de servilletas de lunares en distintos tonos (Pórtico) que dan otro toque alegre a la mesa. 





Cena de verano: para una cena me decanto por colores más apagados, y me gusta mucho el estilo náutico para el verano. Sustituyo el naranja por el marrón chocolate, las flores por rayas, y el estilo floreado por el marinero. Y el centro de mesa que antes era una maceta con flores, ahora es un faro con una vela (Casa Coqueta). Las servilletas en servilleteros muy marineros (Casa Coqueta). Los caminos de mesa sirven ahora como bajoplatos, hechos a mano (tela Ikea).






Comida festiva: este fin de semana fueron las fiestas del Carmen, hicimos una comida con amigos y había que darle un tono festivo así que optamos por los banderines y por una mesa alegre. El mantel naranja (Zara Home), los mantelillos en camino de mesa (Cath Kindston) de flores y lunares, las servilletas de lunares en dos tonos (Pórtico), el centro de hortensias acompañado por dos pájaros muy coloridos que adornan durante el día e iluminan por la noche (Zara Home). 







Una cena con amigas: elegimos un mantel muy veraniego, en tono crudo y floreado en malvas, verdes y rosas (Zara Home) y servilletas de tela en tono malva (Zara Home). Corona con vela (Casa Coqueta) y hortensias en los mismos tonos que el mantel para decorar. 




Cena rústica: hoy mismo me compré estos bajoplatos de ratán, ¿no son monísimos? y como tenía a cenar a mi hermana Ana y a Antonio, pues qué mejor excusa para estrenarlos! Quise combinar dos y dos; es decir puse dos mantelillos de arpillera (hechos por La Casita de Calista), y dos en tono caldera. Sobre ellos los bajoplatos de ratán (de Pórtico), y una jarra y cuenco también en tonos caldera. Las servilletas con un toque romántico son de Zara Home (me las regaló hoy mi mamá!)







¿Os han gustado? Espero que os haya servido como ideas para vuestras cenas y comidas; no hace falta tener muchas cosas, basta con hacer diferentes combinaciones.